Que ver en Reinosa. 7 cosas que hacer en La cuna del Ebro y del románico en Cantabria - Cazador de Viajes

Que ver en Reinosa. 7 cosas que hacer en La cuna del Ebro y del románico en Cantabria

Reinosa es una de las poblaciones más importantes de Cantabria y la principal del área de Campoo. Se encuentra en el extremo más meridional e interior de Cantabria, donde se juntan la cordillera Cantábrica con las meseta. Se trata de una zona que pierde el clásico color verde de los pastos cántabros, pero que gana un patrimonio artístico enorme gracias a sus templos románicos. Además, esta zona posee el embalse del Ebro, la mayor concentración de agua dulce de la península Ibérica.

1. Pasear por el centro histórico de Reinosa

Reinosa centro

En torno a la plaza del Ayuntamiento, en la calle Mayor, se encuentran los edificios más antiguos de Reinosa. Una serie de casonas señoriales de los Siglos XVI y XVII, con amplios soportales y bellos escudos de armas. El edificio civil más emblemático de la ciudad es La Casona, también llamada la casa de la Niña de Oro (ya que el propietario de la casa, le prometió a la Virgen de Montesclaros el peso de su hija en otro si la curaba de la enfermedad que padecía). Se trata de un palacete situada en la Avenida Carlos III, antiguo Camino Real que pasaba a través de la villa. Se la considera Monumento Histórico desde 1982. Actualmente pertenece al Ayuntamiento, sede de la Oficina de Turismo y de una sala de exposiciones.

En las inmediaciones del centro, podremos encontrar el convento de San Francisco. Se trata de un edificio de finales del Siglo XVI de estilo tardogótico. Junto al Convento se encuentra el cementerio de San Francisco y el parque de los Obeso. Asimismo, cerca del casco antiguo se encuentran los jardines de Casimiro Sainz, conocidos tradicionalmente como el parque de Cupido. Este lugar es uno de los más populares para los habitaciones de Reinosa para dar un tranquilo paseo. En las inmediaciones exiten numerosos bares y restaurantes donde probar los platos típicos de la zona como el cocido montañés.

2. Visitar la Iglesia de San Sebastián

Iglesia de San Sebastían

Cerca del Ayuntamiento, se halla la Iglesia de San Sebastián, que fue declarada en 1984 Monumento Histórico Artístico. Una construcción del Siglo XVI que sufrió diversas modificaciones a lo largo del Siglo XVIII. Una planta de 3 naves con bóveda de nervios y una singular cúpula central. Se trata de un lugar que ver en Reinosa, y no solo por su exterior, sino por la calidad de obras de su interior. En su interior, encontraremos valiosos retablos barrocos, destacando el Retablo Mayor del Siglo XVIII. Destaca la imagen de San Sebastián, situada en el alta mayor.

Esta Iglesia es uno de los claros ejemplos del estilo barroco que podemos encontrar en Cantabria. Se construyó sobre una vieja edificación de la que apenas tenemos restos. Un exterior en el que se puede observar una pequeña torre que corona esta Iglesia.

3. Conocer Fontibre, el nacimiento del Ebro

Fontibre

El pueblo de Fontibre a escasos 4 kilómetros del núcleo urbano de Reinosa es la cuna del río Ebro. Enmarcado en un espléndido paraje natural, hay que acercarse a su manantial del que brotan las aguas provenientes de Peña Labra. Se trata de un lugar que ver en Reinosa, ya que es el Nacimiento de uno de los ríos más importantes de España.

Junto al manantial, podemos ver un monumento al Nacimiento del Ebro y la Iglesia de San Félix. La foto con la Virgen del Pilar es obligatoria en tu visita a Reinosa. Además, alrededor de esta zona existe una pequeña ruta circular plagada de naturaleza de unas 2 horas. Existe una desviación dentro de ella, que te lleva a un fantástico Hayedo de película. Se trata de un lugar en el que pararse a disfrutar de un entorno único. Cuenta con una zona de picnic junto al manantial para comer.

4. Descubrir Julióbriga, las ruinas romanas más famosas de Cantabria

Juliobriga

Las ruinas romanas de Julióbriga a tan solo 5 kilómetros de Reinosa son los restos romanos más importantes de Cantabria. Una visita a estas ruinas nos permitirá conocer el modo de vida de la población romana cuando se establecieron en Cantabria. Los restos pueden visitarse de manera gratuita y libre gracias a los paneles informativos que hay alrededor. También existe la posibilidad de realizar una visita al museo Domus (en una reproducción de una casa romana) de 1 hora de duración (un vídeo más una visita guiada).

Se trata de un lugar de parada obligada en tu viaje a Reinosa. Junto a las ruinas podremos visitar una Iglesia Románica, declarada Bien de Interés Cultural en 1993. La Iglesia de Santa María de Retortillo es un pequeño templo del Siglo XII. Consta de una sola nave, prebisterio y ábside semicircular. Los elementos más destacables de su exterior son las dos portadas. En una, podremos ver un impresionante tímpano con dos monstruos y dos ángeles. En la otra, bajo la espadaña, tres arquivoltas y tres capiteles decorando cada lado.

5. Disfruta del Embalse del Ebro

Embalse del Ebro

El embalse del Ebro, cuya construcción comenzó en 1921 y terminó en 1947 es una inmensa extensión de agua que abarca una superficie de casi 140 kilómetros cuadrados. Constituye un humedal artificial de gran riqueza ornitológica, que recibe miles de aves al año desde el norte de Europa como zona para invernar. Destaca la gran concentración de cigüeñas blancas que se da en la zona con su grandes nidos, una de las cosas que ver en Reinosa.

La zona alrededor del Embalse del Ebro posee unos paisajes maravillosos,con montañas de diferentes niveles, prados amplios con vacas y caballos. Es el lugar ideal para un viaje a Reinosa en familia, con baños en las pequeñas playas que tiene el embalse, zonas de picnic, y de acampada y actividades de naturaleza. En recientes años, se ha convertido en un lugar ideal para los amantes del windsurf. Esto se debe a su gran extensión y a los fuertes vientos que determinados días se levantan en el pantano.

Como curiosidad decir que en su interior existen varios pequeños pueblos que fueron inundados para la construcción del embalse. Destacamos la Iglesia de Villanueva de las Rozas. En el pueblo sumergido de Las Rozas de Valdearroyo en Campoo se encuentra esta Iglesia, conocida como la “La Catedral de los Peces“. Actualmente la Torre de la de Iglesia de Villanueva de Las Rozas emerge entre las aguas del Embalse del Ebro. Se puede visitar atravesando una pequeña pasarela de madera y contemplar unas vistas privilegiadas del mismo.

6. Explorar en los alrededores de Reinosa. Pueblos con encanto en Campoo

En los alrededores de Reinosa, en la Comarca de Campoo, existen varios pueblos con una encanto singular y con muchos lugares de interés cultural:

Iglesia Románica de San Cipriano

1. Bolmir: En Bolmir podremos encontrar la Iglesia Románica de San Cipriano. Se trata de de una construcción de una sola nave y ábside. Del Siglo XII, destaca su espadaña y capiteles, decorados con formas de animales.

colegiata de San Pedro de Cervatos

2. Cervatos: En Cervatos se encuentra la colegiata de San Pedro de Cervatos. Se trata de una de las más importantes de Cantabria, declarado Bien de Interés Cultural. Diversas escenas de alto contenido erótico en canecillos y capiteles que llaman la atención por la intensidad de las imágenes. El tímpano y el dintel están decorados con un juego de hojas entrelazadas y relieves bíblicos. La torre es de elaboración posterior y nos recuerda a las construcciones románicas que podemos encontrar en Burgos.

ermita de Santa María de Cadalso

3. Polientes: Es la capital del municipio de Valderredible, el más extenso de la comunidad. La ermita de San Miguel de Campoo de Ebro, la ermita de Santa María de Cadalso (excavada sobre roca arenisca) son los lugares más representativos de esta zona. También podremos realizar varias rutas de senderismo entre sus extensos bosques.

colegiata de San Martín de Elines

4. San Martín de Elines: En este pequeño pueblo hayamos la colegiata de San Martín de Elines. Es una Iglesia Románica del Siglo XII con restos de su edificación mozárabe del Siglo X. La cúpula y los frescos románicos son los puntos más destacados de la Colegiata, por sus representaciones de gran calidad.

7. Alto Campoo y el Pico 3 Mares

Alto Campoo

La estación de Alto Campoo o de Brañavieja, situada a 25 kilómetros de Reinosa es la única estación de Esquí de Cantabria. La estación  de esquí cuenta con casi 30 kilómetros esquiables en sus 22 pistas (4 verdes, 9 azules y 9 rojas) y 12 remontes (5 telesillas y 7 telesquís). Si eres amante de los deportes de nieve y estás por la zona, es una de las cosas que hacer en Reinosa. Además, Cantabria es de los pocos lugares en el mundo en los que puedes surfear y esquiar el mismo día, estando a 1 hora de las playas de Suances, Comillas, San Vicente de la Barquera, Santander o Noja.

Pico 3 mares

La ascensión al Pico Tres Mares de más de 2000 metros de altitud es una de las excursiones que nos ofrece Reionsa. Se trata de un lugar mágico con unas vistas imprescindibles para los amantes de la naturaleza. Este pico es conocido porque de él parten 3 ríos, los cuales van a desembocar a 3 diferentes mares. Por un lado, el Nansa, que desemboca en el mar Cantábrico, por otro lado el Híjar, afluente del Ebro, que desemboca en el mar Mediterráneo y por último el Pisuerga, afluente del Duero, que desemboca en el océano Atlántico.

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Un comentario sobre “Que ver en Reinosa. 7 cosas que hacer en La cuna del Ebro y del románico en Cantabria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestras redes sociales