Solares es una pequeña localidad situada en el municipio cántabro de Medio Cudeyo, siendo el núcleo urbano más grande de dicho municipio, y, situándose a escasos 20 minutos en coche de la capital de la Comunidad Autónoma, Santander. Este pequeño paraíso es uno de los lugares predilectos para relajarse dentro de Cantabria, al contar con una rica tradición de balnearios, gracias a las aguas termales y los manantiales de la localidad, poseyendo junto a Puente Viesgo, los spas y balnearios más grandes de la región.

Por ello, es bastante habitual ver a parejas disfrutar de San Valentín en Cantabria. Además de poder vivir una experiencia única en San Valentín en un hotel con spa, Solares y sus alrededores ofrece una rica y variada oferta turística para todos los públicos. En este artículo, haremos un repaso de los principales lugares que ver en Solares y sus alrededores, mencionando multitud de opciones para pasar unos días de relax en el Norte de España.

Aguas termales de Solares

Solares cuenta con una de las ofertas de turismo termal más ricas del Norte de España, al poseer un balneario que surge por las aguas termales que brotan de los manantiales en el municipio de Medio Cudeyo. La amplia oferta de planes y experiencias relacionadas con el turismo termal está creciendo, y, se ha convertido en uno de los recursos más importantes de la localidad, atrayendo a turistas de todo el mundo que buscan relajarse durante unos días, apartándose del estrés diario del trabajo. Por ello, existen diferentes ofertas de alojamiento en un hotel con spa como el de Solares, que suelen derivar en planes por San Valentín, un aniversario de bodas, etc.

Además, los manantiales de Solares no sirven únicamente para regenerar el cuerpo mediante las experiencias de sus balnearios, si no que, también se produce un agua mineral de gran calidad, el agua de Solares. Se trata de una de las aguas más puras y con un sabor más refrescante de todo el territorio español, y, en tu experiencia en esta zona, será el agua que te sirvan en la mayor parte de los restaurantes y bares.

Finca del Marqués de Valdecilla

Uno de los lugares más importantes que ver en Solares es la Finca del Marques de Valdecilla, una enorme finca que cuenta con un museo dedicado al Marqués de Valcecilla. Esta enorme finca es un espacio que cuenta con un llamativo jardín, y, con seis edificios que fueron construidos entre los siglos XIX y XX. La finca se construyó como residencia de Don Ramón Pelayo y de la Torriente, que obtuvo el título de Marqués de Valdecilla por orden del rey Alfonso XIII. Este hombre, fundador e impulsor del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander, fue un hábil comerciante que hizo fortuna en Cuba gracias al azúcar.

El museo-casa del Marqués de Valdecilla realiza un repaso a la vida de tan afamado personaje, buscando abordar la importancia de los indianos, los cuáles emigraron a América en busca de fortuna y éxito social. La exposición se desarrolla en los diferentes edificios del conjunto de la Finca, completándose con las visitas de La Casuca, lugar en el que vivió la sobrina y heredera del título del marquesado, y, San Rafael, la formidable casa de invitados de la Finca. En esta casa se alojaron personas de tanto renombre como el propio Alfonso XIII, o, Primo de Rivera.

Parque de la naturaleza de Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno, situado a escasos 15 minutos de Solares, es un enorme y espectacular zoológico en el que los animales se encuentran en semi-libertad, con amplias zonas para todos ellos. Este parque de la naturaleza es uno de los lugares más visitados de Cantabria, siendo imprescindible su visita en cualquier viaje que circule por tierras cántabras. Para visitar Cabárceno es necesario un coche, ya que, las distancias entre los recintos de animales son bastante amplias. La diversidad de animales es más que importante, con elefantes, rinocerontes, tigres, leones, osos pardos, un reptilario, y, muchas otras especies en sus diferentes recintos.

Una de las experiencias más espectaculares que ver en Cabárceno es su exhibición de aves rapaces, pudiendo disfrutar de las técnicas de caza de la mano de los expertos en cetrería de las instalaciones. Asimismo, también dispone de una exhibición de leones marinos, y, de un telecabina que permite ver los recintos del Parque desde el aire. No hay que olvidarse de contemplar las excelsas vistas del mirador de Rubí, con una perspectiva única de la ciudad de Santander y de su bahía.

Playas cerca de Solares

Solares es una localidad que se encuentra en las proximidades de la parte inferior de la bahía de Santander, por lo que, a pesar de no tener playa, se encuentra en una situación privilegiada para visitar varias de las playas más bonitas que ver en Cantabria. La primera opción es ir en coche, tren o bus a las playas de Santander, que se encuentran a unos 20 minutos de distancia de la villa de Solares. En Santander, además de las dos playas del Sardinero, sello de identidad de la ciudad, puedes disfrutar de otras playas como la playa de los peligros, la playa de bikinis, o, la playa de la Maruca. Santander, al tratarse de una ciudad que se dispone paralela a su bahía, cuenta con numerosas zonas de costa.

Por otro lado, otra de las opciones predilectas por los visitantes de Solares es decantarse por la icónica playa de Somo, situada a unos 10 minutos de distancia, y, que se encuentra en el extremo opuesto de la bahía de Santander. La playa de Somo es un alargado arenal, muy apreciado por los surfistas al tener olas de gran calidad durante todo el año, que cuenta con una rica oferta gastronómica, con diferentes restaurantes en los que degustar marisco y pescado.

Liérganes

Liérganes es uno de los pueblos más pintorescos de Cantabria, una pequeña localidad situada en la llamada comarca de Trasmiera, que se ubica junto al municipio de Medio Cudeyo. Este pueblo, calificado como uno de los más bonitos de España, es famoso por la leyenda del Hombre-Pez. La historia del hombre-pez de Liérganes, que puede leerse junto a su estatua, habla de Francisco de la Vega Casar, un joven de la localidad que según la tradición popular desapareció en el mar en Bilbao, y, años mas tarde, volvió a aparecer, convertido en un hombre con escamas.

Además, también debe hacerse mención al impresionante casco histórico de la villa. Dentro del casco histórico puede verse la iglesia de San Pantaleón, el palacio de la Rañada, o, la casa de los Cañones. En las inmediaciones del pueblo se pueden ver las llamadas «tetas de Liérganes», dos montañas simétricas, con una bellísima ruta natural. SI quieres saber más de este rincón, te recomendamos visitar nuestro artículo sobre que ver en Liérganes.