Que ver en Loyola - Basílica y Museo de San Ignacio de Loyola

Que ver en Loyola

Loyola es un pequeño barrio del municipio de Azpeitia, situado en la provincia de Guipúzcoa en el País Vasco. La localidad de Azpeitia se encuentra a orillas del río Urola, el cuál da nombre al valle en el que se sitúa, y bajo el conjunto montañoso de Izarraitz. Es por ello que existen varias rutas de montañas que hacer en Azpeitia y sus alrededores.

El lugar más importante que ver en Loyola es la Basílica de Loyola, construida en honor a San Ignacio de Loyola. Se trata de uno de los 3 monumentos religiosos más importantes de la provincia, junto con la ermita de Nuestra Señora de la Antigua, situada en Zumárraga y el Santuario de Aránzazu, situado en la localidad de Oñate.

En este artículo, vamos a describir los diferentes lugares que ver en Loyola en 1 día.

La Basílica de Loyola

Santuario de Loyola

El Santuario de Loyola es la gran obra del barroco vasco del Siglo XVII. Diseñado por el arquitecto Carlo Fontana, discípulo de Bernini, se creó está impresionante Basílica sobre los terrenos colindantes a la casa natal de San Ignacio de Loyola.

La Basílica que sirve para honrar la memoria del fundador de la Compañia de Jesús, posee una enorme cúpula que domina el horizonta según nos vamos acercando. La cúpula se asienta sobre el tambor, y está coronada por una linterna. La basílica posee dos alas rectangulares laterales que rodean al cuerpo principal sobre el que esta localizada la cúpula.

Puerta de Loyola

El exterior de la Basílica está rodeado por jardínes que dotan a la construcción de un aura de naturaleza. Para acceder a la Basílica se debe ascender un pequeño trama de escaleras que proporcionan unas vistas privilegiadas del jardín que rodea a la Basílica.

Para acceder al interior de este formidable templo se debe atravesar su enorme pórtico churrigueresco de madera. Sobre el mismo, se colocan una serie de estatuas de gran detalle. El interior se encuentra completamente ornamentado y lleno de vivos colores.

Cupula Loyola

El Altar Mayor de la Basílica de Loyola es otro de los elementos más destacados que ver en la localidad. El Retablo Mayor, realizado con distintos tipos de mármoles, está flanqueado por dos inmensas columnas. Su figura más destacada es la estatua de plata de San Ignacio de Loyola, realizada en el año 1741 en Roma por Francisco de Vergara y rematada por Joseph Bauer.

Asimismo, se puede observar la planta circular de 33 metros de diámetro que está rodeada por arcos de varios tamaños. La cúpula cuenta con una delicada decoración a base escudos y estatuas.

Casa-Museo de San Ignacio de Loyola

Casa Natal de Loyola

Junto a este gran centro de peregrinación se encuentra el museo en honor a San Ignacio de Loyola. La casa-museo de San Ignacio de Loyola está situada en la Torre en la que el militar y religioso español nació. Este museo es una de las cosas más importantes que ver en Loyola, ya que en él se nos cuenta toda la historia de la figura del padre fundador de los jesuitas.

Por un lado se pueden visitar las diferentes estancias de la casa natal de San Ignacio de Loyola. Las diferentes dependencias de su casa natal se encuentran perfectamente conservadas, siendo un fiel reflejo de la vida de la época. Una de las estancias que se pueden visitar en la casa es la Capilla de la Conversión. Este lugar es en el que el Santo tuvo la visión de la Virgen, hecho que le hizo convertirse en lo que fue.

Por otro lado tenemos un pequeño museo de Arte Sacro, con una colección de objetos litúrgicos. Este pequeño museo culmina con una serie de maquetas que nos cuentan las aventuras de San Ignacio de Loyola y sus múltiples viajes alrededor del mundo. Este pequeño resumen bibliografico nos sirve para descubrir la vida de este religioso vasco, siendo una de las cosas más destacadas que ver en Loyola.

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Síguenos en nuestras redes sociales