Que ver en Montserrat - Religión y naturaleza = Peregrinaje 🌁

Que ver en Montserrat

Es fácil pensar que Monstserrat es solo un paisaje único, situado en un enclave geográfico que no tiene parangón en el mundo, pero existe mucho más a su alrededor. Al contemplar la inmensa montaña que se eleva bruscamente desde la llanura circundante hasta más de 1200 metros de altitud, se puede contemplar un horizonte mágico.

El dibujo de un perfil recortado, “monte serrado” (mont-serrat) es la sella de identidad de esta localidad catalana. Formado por rocas de formas oníricas y enloquecidas y decorado por los toques verdes de los árboles y matorrales, la naturaleza se impone en el paisaje. El Parque Natural de la Montaña de Montserrat, fue declarado medio natural protegido en 1987. Cuenta con más de 7000 hectáreas, siendo frecuentado por escaladores y excursionistas, ya que ofrece numerosas rutas y zonas de gran belleza natural.

Este enclave turístico ofrece numerosas opciones, siendo un lugar de peregrinaje mundial, un enclave natural indescriptible y contando con muchas actividades que hacer en Montserrat. En este artículo vamos a ver varios de los lugares imprescindibles que ver en Montserrat en 1 día.

Monasterio de Montserrat

Monasterio de Montserrat

El Monasterio de Santa María de Montserrat es el lugar más importante que ver en Montserrat. Se trata un monasterio benedictino que se alza en un repecho de la vertiente suroriental de la montaña, a unos 720 metros de altitud. Fue construido en el año 1025, en el lugar que antes ocupaba una pequeña ermita según está documentado.

El edificio actual es moderno, ya que el antiguo fue destruido a principios del Siglo XIX por las tropas napoleónicas. Se extiende en torno al claustro que precede a la Basílica, completamente decorado con esgrafiados. Además, engloba un segundo claustro, destinado en exclusiva a los monjes que fue construido en 1925. Gracias a la actividad de estos monjes, Montserrat es uno de los centros espirituales y culturales más importantes de España. Cuenta con imprenta propia, documentada en el Siglo XV, una importante biblioteca de más de 250000 libros y un notable archivo histórico.

Moreneta

Junto al monasterio se sitúa el santuario de Montserrat, importante centro de peregrinación. Consta de una Gran Basílica con fachada neoplateresca, construida en el Siglo XVI y posteriormente reformada. La Iglesia está presidida por la imagen románica de la Virgen de Montserrat, patrona de Cataluña. Esta Virgen es conocida cariñosamente como la “Moreneta” por su color oscuro. La Virgen está situada en un camarín decorado por pinturas de Joan Llimona y a ella le dedican sus cantos las dulces cantos la Escolanía de Montserrat. La escolanía de Montserrat es un coro de niños que cantan todos los días a la virgen. Verles cantar es una de las cosas más impactantes que ver en Montserrat.

Santa Cueva de Montserrat

Santa Cueva de Montserrat

La Santa Cueva de Montserrat es el lugar donde apareció la talla de la Virgen en el año 880. Se trata del lugar que dio origen a la figura de esta peculiar Virgen y por el que Montserrat es uno de los lugares más importantes de peregrinaje de España, al igual que Santiago de Compostela o Santo Toribio de Liébana.

La historia del hallazgo de la Virgen de Montserrat comienza al anochecer de un sábado del año 880. Unos pastores vieron en la montaña de Montserrat una luz resplandeciente que descendía del cielo acompañada de una dulce melodía. Durante los siguientes cinco sábados, volvieron los niños al lugar con sus padres y con el rector de Olesa de Montserrat. La visión se repitió en cada una de esas 5 ocasiones.

Moreneta por dentro

Comenzó entonces el rumor de que en Montserrat ocurrían hechos milagrosos, y, el propio obispo de Manresa decidió acudir personalmente allí. Durante la visita, el obispo y sus acompañantes vieron una cueva, y, al entrar en ella, descubrieron una imagen de la Virgen María. El prelado propuso trasladarla en procesión a Manresa, pero su peso era tal que les resultó imposible izarla. El obispo comprendió que la Virgen deseaba permanecer en aquel lugar y mandó construir allí mismo una capilla para venerarla.

Para acceder a la cueva se debe atravesar el Camino de la Santa Cueva, el cual está excavado en la propia montaña. Se construyó entre los años 1691 y 1704. Alrededor del camino se pueden observar una serie de esculturas dedicadas al Rosario y a los misterios de la Virgen. La duración aproximada es de 30 minutos, con varias de las mejores vistas de Montserrat. En el interior se puede ver una réplica de la Moreneta, ya que la original está en el Monasterio de Montserrat.

Museo de Montserrat

Museo de Montserrat

El Museo de Montserrat se sitúa junto al Monasterio.Se trata de un museo muy particular, ya que ofrece una mezcla de diferentes colecciones, muy variadas, en un espacio bastante pequeño. Cuenta con más de 1600 piezas, la mayor parte procedentes de donaciones.

En él se puede observar una gran colección de pinturas con artistas de diversas épocas, que van desde el renacimiento hasta el arte moderno. Destacan autores como Renoir, Monet, Picasso, Dali, Caravaggio o Miró. Asimismo, posee una interesante sala sobre el Antiguo Egipto, Mesopotamia y Persia con piezas de gran valor arqueológico e histórico. Asimismo, otra parte del museo está dedicada a la orfebrería, con multitud de objetos y ornamentación religiosa.

Mirador de San Jerónimo o Sant Jeroni

Mirador de Montserrat

El mirador de San Jerónimo, situado en la cima de la Montaña ofrece las mejores vistas de Montserrat. Se trata de una vista de 360º con un paisaje mágico en cualquiera de las direcciones. Para acceder a la cima tienes varias opciones, pero debe ser a pie. La ruta comienza desde la estación del funicular de Sant Joan  y dura alrededor de 1 hora. El esfuerzo se ve compensado, ya que en los días claros, las vistas alcanzan hasta los Pirineos y las Baleares, mostrando una perspectiva espectacular. Esta caminata es una de las cosas imprescindibles que hacer en Montserrat en 1 día de viaje. Además, junto a la cumbre, se eleva la ermita de Sant Jeroni.

Mirador de Sant Jeroni

También puedes realizar una ruta más larga de entre 2 horas y 2 horas y media, saliendo desde el monasterio, es decir unas 4 horas en total. Desde este punto, hay un tramo circular que sube a través de unas escaleras, alrededor de 750. Puedes volver por el mismo camino o bordeando por un sendero más suave la montaña. Ambos caminos están perfectamente señalizados y es sencillo realizar esta ruta si eres amante del senderismo. En caso contrario, puedes coger el Funicular de Sant Joan y hacer 1 hora de recorrida de ida y otra de vuelta, teniendo en cuenta que el último tramo tiene una pendiente muy pronunciada.

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestras redes sociales