Laguardia, conocida como Guardia en euskera, es una pequeña villa de la provincia de Álava, situada a cerca de 60 kilómetros de la capital, Vitoria. Este pueblo, conocido por sus tierras fértiles que colman de cepas los campos cultivados, y, por su sabroso vino, uno de los más apreciados del mundo, pertenece al listado de Los pueblos más bonitos de España.

La historia de la localidad se remonta a la época medieval, cuando Sancho Abarca, el rey navarro, mandó construir un castillo para dominar toda la comarca que hoy es la Rioja Alavesa, llamándolo «La Guardia de Navarra». Esta historia, que recuerda en cierta medida a la Guardia de la Noche de la saga de novelas de Canción de Hielo y Fuego, que dio lugar a la exitosa serie de Juego de Tronos, muestra la importancia de los hechos históricos para los grandes novelistas de fantasía. La saga de Juego de Tronos ha grabado en muchos sitios de España, como Peñíscola, Sevilla, Osuna o San Juan de Gaztelugatxe, trayendo también mucho merchandising en forma de FUNKO POP Juego de tronos o FUNKO POP La casa del dragón.

No obstante, en este artículo nos vamos a centrar en los principales lugares que ver en Laguardia en Álava, remarcando su interesante patrimonio artístico, cultural e histórico lleno de magia.

Bodegas de Laguardia

Laguardia, llamada por muchos la ciudad secreta del vino, está compuesta por numerosas bodegas construidas en su subsuelo. Cada casa, por humilde que sea, tiene en su subsuelo una bodega en forma de cueva para macerar y conservar el vino, al amparo del silencio húmedo del subsuelo de Laguardia. En consecuencia, son muchos los turistas que llegan a Laguardia a degustar el rico vino de bodegas de tanto renombre como El Fabulista, Carlos San Pedro Pérez de Viñaspre o Solar de Samaniego.

En Laguardia se produce el vino de la Denominación de Origen Calificada Rioja, siendo la referencia dentro de la comarca de vino de la Rioja Alavesa. Por tanto, la economía de la localidad se mueve alrededor de la viticultura, con grandes cultivos de vid que pueden verse en toda la zona. Además, el enoturismo, un tipo de turismo que está creciendo de manera exponencial en los últimos años, atrae a más y más visitantes cada año.

Iglesia de Santa María de los Reyes

La iglesia de Santa María de los Reyes, situada en un extremo de la calle Mayor de Laguardia, es el principal templo religioso que ver en la localidad. Esta obra maestra del arte gótico es sobrecogedora, mantenido en perfecto estado de conservación las figuras, volúmenes y policromías de la portada principal. La fortuna de la portada de la iglesia de Santa María de los Reyes es su situación, protegida de la intemperie, que permite a los visitantes contemplar todo su esplendor varios siglos después de su construcción.

Hablando del interior, destacan los arcos sepulcrales que se elevan en la zona alta del templo, así como el Retablo Mayor de la iglesia. El Retablo Mayor de estilo gótico tardío fue elaborado en el siglo XVII, trayendo distintos detalles propios del barroco, y, teniendo un valor incalculable para los amantes del arte religioso.

Iglesia de San Juan Bautista

La iglesia de San Juan Bautista es otra de las construcciones religiosas imprescindibles que ver en Laguardia. Este templo, construido entre los siglos XII y XIV, incorporándose al plan de fortificación de Laguardia en esa época. Por ello, la construcción religiosa es también defensiva, contando con muralla y un torreón integrados en la estructura. La portada sur cuenta con varias arquivoltas, con una decoración de transición hacia el gótico.

Al entrar al interior se puede disfrutar de una gran amplitud y luminosidad, fruto de su doble función, y, gracias a los enormes ventanales góticos del brazo derecho. No existe excesiva decoración en el interior más allá de la capilla de Nuestra Señora del Pilar, que recuerdan a la ciudad de Zaragoza. También deben destacarse los relieves del coro, con elementos tan curiosos como un dragón, un mono o una sirena. Asimismo, se trata de un lugar de gran importancia para la Semana Santa de Laguardia.

Poblado celtíbero de La Hoya

En las proximidades de La hoya se encuentra el poblado de la Hoya, un yacimiento de los más importantes de todo el País Vasco. Este yacimiento de la Edad del Hierro es uno de los más destacados de todo el país, descubierto en el año 1935, cuenta con una enorme cantidad de objetos recuperados de las múltiples excavaciones que se han llevado a cabo.

En la actualidad dispone de un centro de interpretación para conocer todos los detalles de las excavaciones, los objetos recuperados, el poblado, la estructura, la forma de vida y la cultura de los pobladores de La Hoya. A lo largo del recorrido se cuenta con códigos QR para dinamizar la experiencia, sirviendo de método para dinamizar los distintos puntos del mapa.