En este momento estás viendo Que hacer en Valladolid en 1 fin de semana

Que hacer en Valladolid en 1 fin de semana

Como ya hemos visto en nuestro artículo de lugares que ver en Valladolid, así como en otros interesantes reportajes de otras webs sobre que ver en Valladolid, esta ciudad cuenta con un sinfín de monumentos únicos que visitar en nuestro viaje de fin de semana. Por ello, hemos creado este itinerario de viaje a modo resumen sobre los imprescindibles de Valladolid, así como otros consejos para disfrutar al máximo de esta ciudad castellana.

Esta ciudad es la capital de provincia más importantes de Castilla y León, contando con las Cortes autonómicas y el Gobierno de Castilla y León, al ser la ciudad más poblada de la Comunidad con diferencia, casi doblando la población de Burgos, segunda ciudad más poblada., y, doblando de manera holgada a León, Salamanca o Palencia. A continuación, comenzaremos con los lugares obligatorios que visitar en Valladolid en un fin de semana en esta ciudad.

Lugares obligatorios que ver en Valladolid

Museo nacional de escultura: El museo nacional de Escultura Policromada se encuentra en el interior del Colegio de San Gregorio, y, cuenta con una de las colecciones más notables de todo el territorio español de escultura policromada religiosa. Se puede disfrutar de tallas de Alonso Berruguete, Juan de Juni, Pedro de Mena o Pompeo Leoni. Además, junto al museo, en el edificio del Palacio de Villena, se encuentra un Belén único, el Belén Napolitano de Valladolid. Este espectacular Belén se encuentra disponible durante todo el año, pero, debe ser uno de los planes de invierno en Valladolid si tu visita en época invernal.

Parque Campo Grande: El parque Campo Grande es el parque más grande de Valladolid, con más de 11 hectáreas en las que pasear en pleno centro de la ciudad. Este parque fue construido durante el Siglo XVIII, siendo bautizado como «Campo de la Verdad», y, posee numerosos jardines, un gran lago con una cascada, y, la inestimable compañía de los icónicos pavos reales de Valladolid. Son los pavos reales uno de los reclamos turísticos más llamativos de la ciudad, siendo fotografiados por los turistas en los rincones más hermosos de este parque. El acceso principal al parque se realiza a través de la Plaza de Zorrilla, atravesando una moderna puerta que ofrece unas vistas cautivantes de la Academia de Caballería de Valladolid.

Catedral de Valladolid: La Catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Valladolid es un enorme templo católico inacabado que se comenzó a construir a finales del Siglo XVI. El templo, edificado sobre los restos de la colegiata de Santa María, es de estilo herreriano con detalles barrocos y churrigueresco, siendo encargado el proyecto a Juan de Herrera, destacado arquitecto autor del Escorial. No obstante, esta no es la única Iglesia de la Ciudad, al contar con varios templos religiosos de gran valor histórico y artístico. Por un lado, la Iglesia de Santa María la Antigua, con un estilo a caballo entre el románico y el gótico. Por otro lado, la Iglesia de Nuestra Señora de las Angustias de estilo renacentista. Asimismo, el Convento de San Pablo, con su espectacular fachada de estilo gótico isabelino es otra de las construcciones religiosas que visitar en Valladolid en un fin de semana.

Plaza Mayor de Valladolid: Como ocurre con la mayor parte de las capitales de provincia de nuestro país, la Plaza Mayor de Valladolid es uno de los puntos neurálgicos de esta ciudad castellana. Se trata de una de las plazas más grandes de España, rivalizando con la Plaza Mayor de Madrid, la de Ocaña, la de Salamanca o la de Aranjuez. A nivel arquitectónico, tenemos la estatua del Conde Ansúrez, el edificio del Ayuntamiento, y, el Teatro Zorrilla. No obstante, la riqueza de la plaza mayor de Valladolid reside en su tapeo, con una gastronomía que trae turistas de todo el mundo. Este detalle nos sirve como excusa para dar comienzo a una sección necesaria si viajas a Valladolid, que comer en Valladolid.

Que comer en Valladolid

La gastronomía de Valladolid está formada por un sinfín de platos basados en los rasgos más significativos de la cocina castellana, siendo rica en asados, sopas, postres, quesos, embutidos y multitud de productos más. A continuación haremos un repaso de los principales platos que debes probar en tu visita a Valladolid.

Carnes: Las carnes son el producto estrella de Valladolid, pudiendo comerse tanto en la capital como en cualquiera de los pequeños pueblos que se encuentran en la provincia. Dentro de esta categoría, si tuviésemos que elegir un plato sería el asado de lechazo de Valladolid, preparado al horno de leña con sal y agua. No obstante, en cada rincón de la provincia se puede degustar una carne distinta, ya sea cochinillo, cabrito, conejo, perdices, etc.

Vinos: Los vinos, acompañantes fundamentales para las comidas en Valladolid, son variados y con denominación de origen. En la provincia de Valladolid hay actualmente 5 vinos con denominación de origen, siendo uno de los rincones más reconocido del mundo, y, siendo denominada la provincia como Tierra del Vino. En Valladolid tenemos denominación de origen de Cigales, Ribera del Duero, Toro, Rueda y Tierra de León, con productos tan destacadas como Vega Sicilia.

Croquetas Valladolid: Desde «Dónde Comer Sano«, uno de los blogs de referencia sobre comida sostenible y restaurantes saludables de nuestro país hacen referencia a este típico producto. A pesar de su aparente sencillez, el mundo de las croquetas, así como de otras tapas es enorme en territorio vallisoletano. Por ello, anualmente en Noviembre se celebra el Concurso Nacional Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid.

Pan de Valladolid: El pan de Valladolid es uno de los acompañamientos fundamentales en todas las comidas de la provincia, contando con marca de garantía propia desde el año 2004. La gran calidad de los cereales hace que la elaboración del pan sea excelsa, con una corteza muy fina y con una miga blanca excelente. Como detalle, recomendar el museo del pan, presente en el municipio de Mayorga en la provincia de Valladolid.

Otros productos destacados son las sopas de Valladolid, como la sopa de ajo o la sopa de chícharos, los quesos, como el queso de Villalón, y, la repostería típica con los mantecados de Portillo, las bollas de chicharrones, los roscados o los bizcochos de Santa Clara.