En un mundo cada vez más conectado y lleno de posibilidades, la idea de dar la vuelta al mundo viajando ha dejado de ser un sueño inalcanzable para convertirse en una emocionante realidad al alcance de muchos. La experiencia de dar la vuelta al mundo permite recorrer continentes, sumergirse en diferentes culturas, probar exquisitas gastronomías típicas de cada rincón del planeta, realizar actividades impresionantes y contemplar paisajes que dejan sin aliento. En definitiva, dar la vuelta al mundo es una experiencia transformadora que permitirá a los más aventureros expandir tus horizontes, conocer nuevas perspectivas y vivir momentos que quedarán en el recuerdo de por vida.

No obstante, este viaje épico no solo es una oportunidad para explorar diferentes destinos, sino también para explorarse a uno mismo, con situaciones desafiantes en las que desarrollar habilidades de adaptabilidad y crecimiento personal, conectando con personas de todas las esquinas del mundo. La planificación minuciosa y la flexibilidad son los aliados imprescindibles en esta aventura única, manejando un itinerario según las oportunidades que surjan, el presupuesto disponible y los gustos personales. La diversidad geográfica, cultural y natural que el mundo tiene para ofrecer es asombrosa. Desde las montañas majestuosas hasta las playas paradisíacas, desde los bulliciosos mercados locales hasta las metrópolis cosmopolitas, cada rincón del planeta tiene su propio encanto. Pero este viaje va más allá de las postales y los lugares turísticos. Se trata de sumergirse en la esencia de cada destino, conectar con las personas locales y aprender de sus vidas y costumbres.

En este artículo, exploraremos cómo planificar y llevar a cabo un viaje que te permita dar la vuelta al mundo. Desde la elección de destinos hasta la logística, los consejos y las recomendaciones, el objetivo es brindar la información necesaria para emprender esta emocionante aventura.

¿Qué métodos se pueden utilizar para dar la vuelta al mundo?

Las alternativas para dar la vuelta al mundo son prácticamente ilimitadas, desde vuelos baratos, viajes en barco o tren, hasta distintos trucos para vivir viajando. A continuación, vamos a mostrar 5 alternativas interesantes que permiten viajar por todo el mundo.

  • Billetes de avión vuelta al mundo: Las agrupaciones de aerolíneas, ya sean One World o Star Alliance, ofrecen distintos servicios de billetes para dar la vuelta al mundo. Estas opciones, aunque interesantes, son algo limitadas a nivel de selección de destinos. Por ello, empresas especializadas como NomadFlight cuentan con un sistema personalizado para encontrar vuelos directos a bajo precio, con actividades, traslados, hoteles, seguros y muchos complementos más. Probablemente viajar en avión sea la opción más sencilla para dar la vuelta al mundo.
  • Viaje en crucero alrededor del mundo: Los cruceros alrededor del mundo ofrecen una experiencia de lujo y comodidad, eso sí, que puede no estar al alcance de todos los bolsillos. Estos viajes viajan por los océanos y mares del planeta, visitando múltiples continentes y destinos icónicos, permitiendo a los viajeros explorar ciudades costeras y exóticas islas. Si bien es cierto que no permitan visitar las zonas más alejadas de la costa, ofrecen un interesante divertimento con todos los servicios disponibles en el barco.
  • Backpacking y mochilero: Para los espíritus aventureros, ser mochilero es una opción muy popular, a la par que económico y funcional. Las personas que viajan como mochileros lo hacen con lo justo, utilizando cualquier tipo de transporte para moverse dentro de cada lugar. Probablemente se trata de la mejor forma de conectar con la población local.
  • Voluntariado internacional: Combinar viajes con trabajo voluntario es una forma distinta de conocer el mundo, mientras se realiza una actividad de ayuda a personas con necesidades. Existen multitud de proyectos para participar como voluntario, ya sean proyectos de conservación, enseñanza o asistencia médica en diferentes países.
  • Trabajo remoto y nómada digital: El concepto nómada digital está ganando mucho peso en la actualidad, refiriéndose a personas con la posibilidad de trabajar en línea desde cualquier lugar del mundo. Se trata de la expansión del teletrabajo a su máximo nivel, ya que permite trabajar desde cualquier lugar mientras se viaja. En este caso, se pueden pasar semanas o meses en diferentes destinos, experimentando la cultura local mientras se trabaja.

¿Qué se necesita para dar la vuelta al mundo? – Consejos para ser un buen viajero

Ante la pregunta de establecer los requisitos necesarios para dar la vuelta al mundo, la respuesta de muchas personas es clara y directa, dinero y tiempo. Si bien es cierto que ambos factores son fundamentales para poder vivir esta experiencia, se requiere de más cosas para disfrutar al máximo de la aventura. A continuación, mostramos los factores que debes considerar para dar la vuelta al mundo:

  • Presupuesto financiero: Determina un presupuesto realista que incluya vuelos, alojamiento, alimentación, actividades y emergencias. Considera también dejar un presupuesto adicional ante cualquier imprevisto.
  • Tiempo: Selecciona un tiempo determinado para dar la vuelta al mundo, ya que, puede resultar imposible tener un número de semanas ilimitado para ello. En este sentido, optimiza el itinerario para disponer del máximo tiempo efectivo.
  • Documentación en orden: Asegúrate de tener un pasaporte válido con suficiente tiempo antes de su vencimiento. Además, investiga los requisitos de visa para los países que planeas visitar y gestiona las visas con anticipación.
  • Planificación detallada: Investiga los destinos, rutas y opciones de transporte dentro de cada lugar, así como los atractivos turísticos que deseas conocer. Decide la duración de la estancia en cada lugar, los lugares que deseas visitar y los documentos requeridos específicos que puedes requerir.
  • Seguro de viaje: Un seguro de viaje completo es fundamental para protegerte ante cualquier imprevisto, como enfermedades, accidentes o cancelaciones. Asegúrate de que cubra los destinos que visitarás y las actividades que realizarás.
  • Salud y vacunas: Consulta con un profesional de la salud sobre las vacunas necesarias para los países que visitarás. Lleva contigo un botiquín básico de medicamentos y asegúrate de contar con recetas médicas si tomas medicamentos específicos.
  • Equipaje práctico: Empaca de manera inteligente y eficiente, llevando ropa adecuada para diferentes climas y actividades. Un equipaje ligero facilitará la movilidad y evitará cargas innecesarias.
  • Comunicación y tecnología: Lleva un teléfono operativo en todo el mundo o considera adquirir una tarjeta SIM local en cada destino. Llevar un ordenador portátil o un dispositivo para trabajar y mantenerte conectado puede ser útil.
  • Flexibilidad y adaptabilidad: Los planes pueden cambiar debido a factores externos. Por ello, mantén una actitud abierta y flexible para adaptarte a situaciones inesperadas.
  • Conocimiento cultural e idioma: Investiga sobre las culturas y costumbres de los lugares que visitarás. Aprender algunas frases básicas en el idioma local te ayudará a comunicarte más fácilmente con la población del país. En cualquier caso, el dominio del inglés es fundamental.
  • Mente abierta y actitud positiva: Viajar alrededor del mundo implica enfrentar desafíos y vivir experiencias nuevas. Mantén una mentalidad positiva y receptiva para aprovechar al máximo cada momento, y, por encima de todo, ten en cuenta que las costumbres son distintas en cada lugar.
  • Seguridad personal: Investiga sobre la seguridad en los destinos que visitarás, teniendo en consideración las zonas conflictivas. Mantente informado sobre áreas a evitar y toma precauciones para garantizar tu seguridad.
  • Respeto por el medio ambiente y las culturas: Viajar con responsabilidad y respeto es esencial para conocer cualquier lugar. Contribuye a la preservación de los lugares que visitas y muestra respeto por las culturas y tradiciones locales.