Que ver en Jaca | Cuna del arte románico en España

Que ver en Jaca

Situada en una gran depresión flanqueada al norte y al sur por las cumbres pirenaicas se encuentra la localidad de Jaca. Fue fundada en el Siglo XI por el rey Ramiro I para que fuera la capital del nuevo reino de Aragón. Éste, abarcaba los territorios montañosos que los cristianos habían conseguido arrebatar al poder de los musulmanes. No tardaría en expandirse hasta Huesca, por lo que Jaca perdió su calidad de capital. En ese momento, quedó relegada a un papel secundario.

No obstante, en los escasos 70 años que duró su primacía, la ciudad fue dotada con un patrimonio cultural enorme. Es por eso que son numerosas las cosas que ver en Jaca en 1 día. Se trata de una ciudad en la que el arte románico es su seña de identidad más representativa, como lo es la Catedral de Santiago en Galicia, la Catedral de Zamora en Castilla y León o la Colegiata de Santillana del Mar en Cantabria

Catedral de San Pedro de Jaca

Catedral de Jaca

La catedral de Jaca es una de las principales construcciones religiosas que ver en Jaca. Se trata de un templo románico único, que creó escuela en España. En ella trabajó el Maestro de Jaca, de cuyas prodigiosas manos salieron los hermosos capiteles y el motivo decorativo denominado ajedrezado jaqués. Este cordón ornamentado con cuadrados alternos que recuerdan a las casillas de un tablero de ajedrez, se extendió a lo largo de todo el camino de Santiago. Fue el propio Maestro de Jaca y otros imitadores los que lo reprodujeron en numerosos edificios de la ruta.

Este estilo de decoración puede admirarse en diferentes puntos de la Catedral de Jaca. Destaca en el semicírculo del ábside y en la portada meridional del templo catedralicio. La Catedral de Jaca es una de las catedrales más antiguas de Europa. Se accede a ella a través de un atrio cubierto que nos lleva hasta un pórtico abovedado. La portada principal, rematada con un crismón de compleja simbología, está acompañada de una inscripción en latín. En el interior, la capilla mayor, obra de otra época se ubica ante el ábside central. Está decorado con pinturas de Manuel Bayeu, cuñado de Goya.

Museo Diocesano de Jaca – Arte Románico

Museo diocesano

Situado en el claustro románico de la catedral se encuentra la sede del Museo Diocesano de Jaca. Se trata de un lugar imprescindible que ver en Jaca, ya que cuenta con una de las mayores colecciones de arte medieval de España. La creación del Museo Data de 1963, aunque la inauguración se remonta a 1970. El museo en un principio estaba dedicado esencialmente a la pintura románica, situándose únicamente en el Ala Norte de la Catedral. En 1990, por iniciativa del departamento diocesano de Patrimonio, se iniciaron obras de restauración y reestructuración de las colecciones.

La colección más destacada de este Museo Diocesano de Jaca son sus bellas pinturas murales románicas. Se trata de la colección más importante del mundo de pinturas mural de este estilo. Actualmente, el museo ocupa una superficie total de cerca de unos 2000 metros cuadrados.

La exposición muestra importantes restos arquitectónicos y pictóricos de la construcción original. Asimismo, se puede disfrutar de numerosas piezas de carácter litúrgico. Entre los objetos más destacados se encuentra la Virgen de Iguacel, realizada en madera policromada en el Siglo XII, los conjuntos de pintura mural de Bagüés, Ruesta y Navasa, de los siglos XI y XII. Las pinturas murales románicas, únicas en el mundo, están dispuestas del mismo modo que lo estuvieron en sus emplazamientos originales.

Ciudadela de Jaca

Ciudadela de Jaca 2

Felipe II, temeroso de invasiones francesas, mando levantar en un arrabal de Jaca una ciudadela. La ciudadela de Jaca es, junto con la Ciudadela de Lieja en Bélgica, la única ciudadela pentagonal que se conserva completa. Esta construcción se realizó en el Siglo XVI, para proteger el enclave.

El conjunto defensivo está diseñado con baluartes, foso y un puente levadizo. El foso de la ciudadela de Jaca lo rodea por completo, haciendo inexpugnable la fortaleza. Esto producía que el avance del enemigo fuese muy complicado en caso de ataque. Actualmente, pueden verse ciervos habitando el foso, pudiéndose realizar fotografías dignas de cuento en tu viaje a Jaca. El interior de la fortaleza ofrece una de las mejores vistas de Jaca, pudiéndose contemplar una panorámica del conjunto románico de Jaca y de su centro urbano.

Vista Aerea Ciudadela

La Iglesia que se sitúa en el interior de la fortaleza es del Siglo XVII. Posee una bella portada principal barroca y en su interior se pueden contemplar una bella imagen de la Inmaculada del Siglo XX. Destaca también una estatua central de Felipe II, encargado de mandar construir la fortaleza, en mitad del jardín.

Museo miniaturas militares

El interior de la ciudadela de Jaca cuenta también con un interesante museo de miniaturas militares. Este museo, lleno de pequeños detalles en todas su obras, es uno de los planes más originales que hacer en Jaca con niños. El museo cuenta con más de 30000 figuras de plomo de diferentes ejércitos. Se trata de una experiencia diferente, pudiendo aprender acerca de la historia, las técnicas de combate y la evolución histórica del armamento.

Sepulcro de Doña Sancha

Doña Sancha Sepulcro

El sepulcro de Doña Sancha es otra de las obras románicas que ver en Jaca. Doña Sancha fue la hija del rey Ramiro I y está enterrada junto a sus hermanas. Su sepulcro fue trasladado por las monjas del antiguo monasterio de Santa Cruz de los Serós al moverse a Jaca. En la actualidad, el sepulcro se encuentra en la Iglesia del Monasterio Benedictino de la localidad.

La pieza está considerada como una de las joyas del arte funerario románico en toda Europa. Cuenta con una decoración muy cuidada y se encuentra en un gran estado de conservación. La cara frontal del sepulcro muestra tres escenas. La primera es una imagen de Doña Sancha con dos religiosas. La segunda son dos ángeles con el alma de Sancha en dirección al cielo. La tercera muestra a Doña Sancha junto a sus hermanas Teresa y Urraca.

Pista de hielo de Jaca

Pabellón de hielo de Jaca

El pabellón de Jaca cuenta con dos pistas de hielo en su interior, siendo uno de los más grandes de Europa, y el más importante de España. El pabellón cuenta con una capacidad de 1900 personas, pudiéndose ampliar hasta las 3579. Posee una estructura muy moderna, sin desentonar con el resto de edificios de la zona, destacando su amplia cúpula de vidrio y acero.

Una de las pistas, de medidas olímpicas, ha albergado numerosas competiciones, como mundiales de hockey sobre hielo y exhibiciones de patinaje artístico. La pista más pequeña, esta destinada al uso de cualquier usuario con entrada. Se puede alquilar material en las instalaciones o ir con tu propio material. Un plan ideal que hacer en Jaca con niños.

 

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestras redes sociales