En este momento estás viendo Que ver en Marrakech

Que ver en Marrakech

Marrakech, también conocido como Marrakesh, es una de las ciudades más visitadas de Marruecos, contando con una población de más de 1,5 millones de habitantes, está repleta de monumentos considerados como Patrimonio de la Humanidad. Este destino turístico se encuentra a escasos kilómetros de España, creciendo exponencialmente el número de visitantes en los últimos años con la proliferación de los vuelos baratos desde diferentes rincones de España y Europa.

La ciudad de Marrakech nace en el año 1062, siendo fundada por los almorávides, y, convirtiéndose desde ese momento en una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos, junto a Rabat, Fez y Mequinez, otros lugares que también están viviendo un crecimiento turístico importante en los tiempos recientes.

En este artículo haremos un repaso a los principales lugares que ver en Marrakech durante nuestras vacaciones. Al ser un destino que requiere del uso de avión, y, que se encuentra fuera de Europa, es recomendable disponer de seguros de viaje que cubran posibles gastos de anulación, gastos médicos, accidentes, etc. El número de días para visitar Marrakech es variable, siendo recomendable estar al menos 3 días para poder visitar todos los rincones ocultos de este tesoro marroquí.

Plaza de Jamaa el Fna – Jemaa el-Fna

La plaza de Jamaa el Fna es uno de los lugares imprescindibles que visitar en Marrakech, una impresionante plaza que se encuentra en el corazón de esta ciudad marroquí. La plaza de Jamma el Fna es el centro neurálgico de la ciudad, con un ambiente único en el que conviven los diferentes zocos o mercados tradicionales, clasificados por la actividad principal que realizan. En Marrakech todo comienza y acaba en la plaza Jamaa el Fna, con encantadores de serpientes, bailarines, contadores de cuentos, maestros, vendedores ambulantes y un sinfín de personas variadas que se reúnen cada día en esta plaza.

El espacio cultural de la plaza Jamaa el Fna está considerado como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde el año 2001, siendo una experiencia imprescindible que hacer en Marrakech durante el viaje. La combinación de puestos, la mezcla de turistas y locales, las negociaciones, la gastronomía tradicional y los espectáculos son los sellos de identidad de esta mágica plaza.

Jardín Majorelle

El Jardín Majorelle es uno de los lugares con más encanto que visitar en esta ciudad marroquí, un jardín botánico diseñado por Jacques Majorelle durante el año 1924, combinando numerosas especies vegetales de los cinco continentes. Este pequeño oasis en medio de la ciudad impresiona por su vibrante color verde, así como por la gran variedad de especies de pájaros que vuelan entre los árboles.

El jardín fue adquirido por el diseñador Yves Saint Laurent en el año 1980, convirtiéndolo en uno de los recursos turísticos más importantes de Marrakech. Por otro lado, en las inmediaciones del jardín, con una calle que lleva su nombre, este consagrado diseñador francés abrió el Musée Yves Saint Laurent Marrakech en el año 2007, debido a la clara influencia del país en su obra. Su colección se distribuye entre sus dos museos en los que expone sus obras, contando con otro museo similar en la avenida Marceau en París.

Zoco de Marrakech

El Zoco de Marrakech es uno de los lugares más diversos por los que pasear dentro de la ciudad marroquí. Este laberíntico mercado está repleto de atracciones para los turistas, pudiendo degustar la comida tradicional, probar la bebida típica, o, adquirir productos artesanales, ya sea ropa, productos de decoración u otros souvenirs.

A través de la Medina, y, traspasando la Plaza Jamaa el Fna, se entra en este laberinto de calles de tiendas llenas de encanto. El zoco está dividido por artesanos de la misma rama, agrupándose por zonas específicas que hace que el visitante tenga más fácil buscar lo que quiere. Cada zoco respira un aire distinto, ya sea con artículos cosméticos, ropa, artículos de madera, lanas, etc. Recorrer el zoco es una de las actividades inolvidables que hacer en Marrakech, y, negociar con los comerciantes un imprescindible para sacar el mejor precio.

Palacio de la Bahía

El palacio de la Bahía, construido durante los últimos años del siglo XIX, es uno de los edificios más imponentes de la ciudad de Marrakech, y, uno de los rincones imprescindibles que visitar en un viaje a la ciudad marroquí. Este imponente palacio, con su conjunto de jardines de más de 8000 metros cuadrados de extensión, consigue capturar la belleza del estilo arquitectónico islámico y marroquí.

Dentro del conjunto, debe hacerse mención a las diferentes estancias, como la biblioteca, la sala de estudios o los distintos aposentos. Se trata de una de las construcciones árabes que mejor combina el desarrollo arquitectónico, con decoraciones de mosaicos, techos artesonados, gran presencia del mármol, etc.

Madrasa de Ben Youssef

La Madrasa de Ben Youssef es uno de los lugares más impresionantes que ver en Marrakech. Una Una madrasa o madraza es el término utilizado en la cultura árabe para denominar a las escuelas, ya sean de carácter religioso o secular En este caso, la madrasa de Ben Youssef es un edificio de carácter religioso que se edificó en el Siglo XIV, siendo uno de los mayores exponentes del arte y la arquitectura de Marruecos.

Destaca sobremanera el gran patio de abluciones, con una alberca central rodeada de estructuras con arcos y muros decorados con bellos azulejos. Una joya de la cultura islámica, donde numerosos estudiantes memorizaban el Corán, siendo parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco en Marruecos.

Las tumbas Saadíes

Las tumbas Saadíes es uno de los rincones más inesperados de la ciudad de Marrakech, un conjunto de tumbas que datan de la época del sultán Ahmad al-Mansur, con casi 500 años de antigüedad. Este complejo, re-descubierto en el año 1917, destaca por la amplitud de sus salas, con mármol blanco de gran calidad y belleza.

Este conjunto está formado por dos grandes mausoleos, el primero y principal de tres salas, y, el segundo, de forma cuadrada con dos salas anexas laterales. Dentro del conjunto, la sala principal y más famosa está compuesta por doce columnas de un llamativo mármol blanco de Carrara, las cuáles sostiene una cúpula de madera de cedro con decoración pintada.

El palacio El Badi

El palacio El Badi fue uno de los complejos más importantes de la historia musulmana, edificado por Ahmed al-Mansur durante el siglo XVI, como celebración por la victoria frente al ejército portugués en la batalla de los Tres Reyes. Este majestuoso palacio contaba con 360 habitaciones decoradas con ricos materiales, un edificio que los cronistas de la época calificaban directamente como maravilla.

En la actualidad, este palacio se encuentra en estado de ruina, manteniéndose únicamente las murallas y alguno de los edificios que componían el conjunto. El exterior mantiene parte de los jardines, con terrenos conquistados por naranjos, así como diversas fuentes distribuidas a lo largo de la estructura central.

Otros lugares que ver en Marrakech

Como vemos, la cantidad de rincones que ver en Marrakech es prácticamente ilimitada, por ello, para finalizar, mostraremos algunos lugares más que visitar en nuestro viaje por esta ciudad marroquí.

  • Sinagoga Salat Alzama: Esta singular sinagoga fue construida en 1492, momento en el que judíos fueron expulsados de España por los Reyes Católicos.
  • Museo de Marrakech: El museo de Marrakech, situado en un antiguo palacio, muestra una exposición permanente con productos y objetos relacionados con la cultura de la ciudad. Destaca la colección de armas, cerámicas y alfombras.
  • Mezquita Kutubia: La mezquita Kutubia es un llamativo templo religioso que cuenta con un llamativo minarete, referencia para la Giralda de Sevilla.
  • Murallas de la Medina: La medina de la ciudad está completamente amurallada, destacando las distintas puertas de la ciudad por su afamada arquitectura artística.