Que ver en Javier en Navarra

Javier es un pueblo navarro situado a escasos kil√≥metros de la localidad de Yesa y a cerca de 50 kil√≥metros de Pamplona. La localidad se sit√ļa en la Zona Media de Navarra, a escasos 8 kil√≥metros de Sang√ľesa. El pueblo se sit√ļa en un altozano, desde el que se divisa el valle de Arag√≥n.

Se trata de la localidad que dio vida a San Francisco Javier, el patr√≥n de Navarra. Es por ello, que esta peque√Īa localidad coronada con un fabuloso castillo medieval es un pueblo altamente tur√≠stico. En este art√≠culo veremos los lugares que ver en Javier y alrededores en 1 d√≠a.

El Castillo de Javier

Castillo de Javier

El castillo de Javier es la principal atracción turística que ver en Javier. Se trata de una fortaleza medieval con construcciones almenada, presidida por una magnífica Torre del Homenaje. Fue construido a partir de una primera atalaya del Siglo X, la propia torre del Homenaje o de San Miguel. Durante los Siglos posteriores, se crearon las diferentes dependencias de este monumental castillo.

Fue demolido parcialmente por el cardenal Cisneros en 1516 y restaurado en 1890. En el a√Īo 1506, naci√≥ entre sus muros San Francisco Javier, Patr√≥n de la Comunidad Foral de Navarra. San Francisco Javier fue tambi√©n cofundador de la Compa√Īia de Jes√ļs con San Ignacio de Loyola. La construcci√≥n cuenta tambi√©n con la Torre del Santo Cristo, con una doble funci√≥n, militar y religiosa. La torre alberga una popular imagen del Cristo Crucificado del Siglo XIII de influencia francesa.

Basílica de Javier

Basílica de Javier

La Basílica de Javier es una de las construcciones religiosas más destacadas que ver en Javier. Se trata de un edificio que combina varios estilos, destacando el románico, el bizantino y el gótico. Su fachada está decorada por inscripciones de los principales lugares del mundo a los que el Santo Javier fue en misión. Asimismo, se pueden observar imágenes de la vida de este personaje.

La construcción data del Siglo XIX, por lo que fue una anexión al castillo durante su restauración. En el interior de la cripta de esta espectacular Iglesia, se encuentran los restos de las personas que contribuyeron en la reconstrucción del castillo y en la construcción de la propia basílica.

Museo del Interior del Castillo de Javier

Museo de Javier

En el interior del castillo, en el antiguo espacio que ocupaban las caballerizas reales se encuentra el Museo de Javier. Se trata de un amplio espacio histórico, que relata la vida del Santo Francisco Javier. Asimismo, a lo largo de todo el recorrido se muestran paneles informativos, maquetas, dioramas y dibujos de la construcción del castillo.

Destaca por peculiar, una representaci√≥n realizada en Jap√≥n, de motivos de car√°cter cristiano. Una de las piezas m√°s bellas de toda la colecci√≥n de objetos que se encuentran en el museo, es un lienzo a San Ignacio de Loyola, de autor an√≥nimo. Adem√°s, dispone de una amplia colecci√≥n de pintura espa√Īola de los Siglos XV al XX.

Monasterio de San Salvaro de Leyre en Yesa

Monasterio de Leyre

En las inmediaciones de Javier, junto al embalse de Yesa, se encuentra el Monasterio de Leyre. El Monasterio de San Salvador de Leyre es una de las principales construcciones religiosas que ver en Javier y alrededores. Se trata de un monasterio prerrománico y panteón de los Reyes de Navarra.

Para acceder a la Iglesia Románica del Monasterio se atraviesa la Porta Speciosa. Esta puerta del Siglo XII, es la entrada principal de la Iglesia, y una de las obras más bellas que ver en Yesa. La portada está dividida por una columna parteluz y el tímpano está rodeado de figuras de expresión adusta.

Porta Speciosa

El interior de la Iglesia cuenta con tres ábsides románicos y una nave de estilo gótico del Siglo XIV. Las capillas de la Iglesia guardan varios tesoros. El más destacado que ver en Yesa es la arqueta de marfil en la que están los restos de los reyes de Navarra. Si bien es cierto, actualmente se trata de una réplica, ya que la original está en el museo de Navarra

La visita a la cripta es sobrecogedora, debido a sus angostos pasillos, sus arcos desnudos sin ornamentación y la escasa luz. Esta cripta, realizada en estilo románico primigenio, fue consagrada en 1057. Descansar y escuchar el silencio que respiran sus bosques de columnas y paredes es una de las cosas más interesantes que hacer en Yesa.

Deja una respuesta