Que ver en Alba de Tormes | La Casa de Alba y Santa Teresa de Ávila

Que ver en Alba de Tormes

Alba de Tormes es una pequeña ciudad situada a unos 20 kilómetros al sureste de Salamanca. Se levanta sobre una colina rocosa a orillas del río que le presta su nombre, y su pasado está íntimamente ligado a la casa de Alba y a Santa Teresa de Ávila. Santa Teresa de Ávila vivió aquí sus últimos años, en el convento que ella misma fundó.

Los orígenes de esta villa se remontan a la época romana, cuando se asentó una pequeña localidad llamada Alvia. A partir del Siglo XII fue cuando comenzó su desarrollo urbano con la repoblación ordenada por Alfonso VII. Esta repoblación y crecimiento se aceleró de manera sustancial en el Siglo XV, cuando la villa pasó a formar parte del señorío de Alba.

La localidad posee la magia medieval de las villas castellanas. Su perfil, marcado por importantes blasones nobiliarios y personajes religiosos, hacen de este pueblo una de las ciudades más importantes que visitar en Castilla y León. En este artículo vamos a mostrar los principales lugares que ver en Alba de Tormes en 1 día.

Torreón del Castillo de los Duques de Alba

Torreon del Castillo de Alba de Tormes

El antiguo castillo de los Alba, que fue destruido en 1809 por las tropas francesas, solo se conserva la torre del Homenaje. Este torreón es la última reminiscencia del castillo que servía de fortaleza para esa villa salmantina. El castillo se construyó entre los Siglos XV y XVI, sirviendo de residencia para los duques de Alba de Tormes. En las inmediaciones de la torre se pueden observar los restos del castillo medieval, sus almenas y parte de sus muros, logrando transmitir la grandeza de la construcción.

La torre, acondicionada como museo está dividida en 4 plantas que se visitan con guía. En la primera planta hay una exposición sobre los restos que se encontraron en las excavaciones del castillo. La segunda planta, la más espectacular e inesperada, muchas una serie de frescos de la Batalla de Mülhberg. En la tercera planta te encuentras con una interesante exposición sobre los castillos de la comunidad. La parte superior y última planta de la Torre del Homenaje del Castillo de los Duques de Alba es una terraza mirador. Este impresionante mirador ofrece una de las mejores vistas que ver en Alba de Tormes. Desde la zona, al situarse en la parte más alta del pueblo, se puede disfrutar de una panorámica mágica.

Museo Carmelitano

Monasterio Carmelitas

El Museo Carmelitano de Teresa de Jesús en Alba es el museo más importante que ver en Alba de Tormes. Se encuentra junto a la Iglesia de la Anunciación y ofrece una interesante visita con audioguía de unas 2 horas. Con esta guía se atraviesan las 14 salas que cuentan con una gran colección de obras religiosas. A lo largo del museo se pueden observar diversas obras pictóricas, imágenes y orfebrería religiosa, así como los manuscritos de Santa Teresa de Ávila y sus reliquias.

Uno de los lugares más llamativos que ver en este impresionante museo son las celdas donde murió Santa Teresa. Desde el museo puedes acercarte al lugar donde se encuentran los restos de Santa Teresa, en la Iglesia de la Anunciación, así como sus reliquias: uno de sus brazos y su propio corazón.

Iglesia de la Anunciación y Sepulcro de Santa Teresa

Santa Teresa Sepulcro

La Iglesia de la Anunciación, en el Convento de las Carmelitas Descalzas, es una de las construcciones más importantes que ver en Alba de Tormes. Este convento se fundó en 1571 por Santa Teresa y se amplió un Siglo más tarde. Se encuentra en la plaza de Santa Teresa, próxima a la plaza Mayor y de igual interés turístico. Se trata de un edificio con portadas renacentistas y bóvedas góticas en el interior.

Este interior constituye un verdadero centro de peregrinación para los más devotos de la Santa. El cuerpo de la Santa puede venerarse en una arqueta de mármol próxima al altar mayor, aunque se ofrece una mejor visión entrando a través del museo. Asimismo, se conservan de forma incorrupta dos reliquias de Santa Teresa, su brazo y su corazón.

Basílica de Santa Teresa

Basilica de Santa Teresa

La Basílica de Santa Teresa es un templo inacabado dedicado a la Santa. Fue iniciada en el año 1898 por Enrique Repullés en estilo neogótico y las obras duraron hasta 1929. La única parte finalizada de la iglesia es su cabecera, la zona que va desde el crucero hasta el altar mayor y algunas capillas laterales. El resto de la estructura esta formada por columnas y arcos sin cerrar, destacando la nave central en la que no aparece el techo.

En el museo carmelitano se puede observar una pequeña maqueta de lo que iba a ser esta impresionante basílica. Destacan las enormes dimensiones que se presuponían a la construcción, la cual iba a disponer de los restos de Santa Teresa, así como de sus dos reliquias principales.

Iglesia de San Juan de la Cruz

Iglesia de San Juan de la cruz en Alba

La Iglesia de San Juan de la Cruz es un templo románico situado en la Plaza de Santa Teresa. Se trata de una preciosa Iglesia con planta de cruz latina, que forma parte del Convento de los Padres Carmelitas Descalzos. La Iglesia se encuentra justo frente a la Iglesia de la Anunciación, la Iglesia más importante que ver en Alba de Tormes, en la que están los restos de Santa Teresa. La fachada principal del templo posee varios adornos que simula la imagen de una Cruz.

El interior de la Iglesia posee un museo adjunto con varios objetos destacables. Llaman la atención las reliquias de San Juan de la Cruz: su dedo, el cofre que se utilizó para transportar su cuerpo, etc. Asimismo, este pequeño museo cuenta con una serie de obras de carácter litúrgico de gran valor cultural.

Iglesia de San Juan

San Juan

La Iglesia de San Juan, construida en la Plaza Mayor de la ciudad, se construyó en el Siglo XII. Se trata de un claro ejemplo del estilo románico mudéjar salmantino, estilo del que conserva los tres ábsides de la cabecera. Durante el Siglo XVIII se levantó la torre, y las portadas así como el interior se reformaron en estilo barroco.

Destaca en la capilla Mayor un imponente Apostolario en piedra policromada del Siglo XII. En él, se reproducen las figuras sedentes de Cristo y los 12 apóstoles en esculturas de piedra de más de 1 metro de altura. La posición de estas magníficas tallas queda a la altura de nuestros ojos. Asimismo, se puede ver en este templo un retablo de estilo barroco de Luis Morales, el divino. El retablo está compuesta de un Cristo a la columna en pintura sobre tabla. Por último, llaman la atención los sepulcros que nos dejan constancia de las antiguas iglesias medievales de la zona.

Puente Medieval

Puente del río

A esta ciudad localizada entre pequeñas montañas de pizarra y cuartita y la fértil vega del Tormes se accede cruzando un antiguo puente medieval que pasa por encima del río Tormes. Este puente medieval tiene 22 arcos, aunque contaba en un principio con 26 arcos. Un par de estos arcos fueron reconstruidos tras la guerra de la Independencia en el año 1827, ya que fueron volados. Asimismo, a lo largo del Siglo XX se llevó a cabo una restauración del puente que eliminó otro par de arcos, formando el aspecto actual.

Se trata de uno de los lugares más reconocidos de Alba de Tormes. Antes del puente medieval actual, hubo un puente romano que transcurría por la calzada romana que partía de Salamanca. El puente, conocido como puente de San Jerónimo, pertenecía a un ramal de la ruta de la Plata romana que llegaba hasta Piedrahita. Desde este lugar se puede tomar una de las mejores fotos de Alba de Tormes, con el puente, el río y la ciudad al fondo.

Iglesia de San Pedro

San Pedro

La Iglesia de San Pedro es otra de las construcciones religiosas que ver en el pueblo. La Iglesia de San Pedro es un pequeño templo que se reconstruyó en el año 1577 tras un incendio. De la época anterior al incendio solamente se conserva su portada de estilo gótico tardío y un par de escudos del señorío de los Alba.

Destaca su particular torre de ladrillo que se encuentra adosada a la Iglesia fue construida en los primeros años del Siglo XX. El interior de este pequeño templo conserva aún la escalera del coro. Además, cuenta con una bella talla del Cristo de la Salud que data de finales del Siglo XVI.

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

La Iglesia de Santiago es un templo románico mudéjar de los últimos años del Siglo XI. Se encuentra junto al Santo Hospital de Santiago y San Marcos. La iglesia está considerada Bien de interés Cultural en la categoría de monumento. Esto se debe a que se realizaban reuniones del concejo del Fuero de Alba en su puerta.

Se trata de una Iglesia solemne, sin mucha decoración en su interior. La estructura consta de una única nave, sobre la que se dispone un bello artesonado de madera. En el ábside se puede observar una mezcla de arquerías ciegas y bóvedas de cuarto de esfera que dotan a la zona superior de mayor resonancia.

Plaza Mayor

Plaza Mayor

La Plaza Mayor es uno de los puntos más céntrico que ver en Alba de Tormes. Esta plaza es similar al resto de típicas plazas mayores castellanas, destacando sus maravillosos soportales, su fuente central y sus preciosos ventanales. El lugar está decorado con palmeras, que dan a la plaza un singular toque natural.

El Ayuntamiento de Alba de Tormes se encuentra de igual modo en la plaza Mayor de la población. El edificio fue construido en el Siglo XVI y se ha restaurado manteniendo las características renacentistas que tenían la fachada. Se trata de uno de los edificios distintivos de la plaza, junto con la Iglesia de San Juan. Es el lugar ideal para comer o hacer una parada para tomar algo en nuestra visita al pueblo.

 

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestras redes sociales