6 pueblos que ver en la Alcarria en Guadalajara - Cazador de Viajes

6 pueblos que ver en la Alcarria en Guadalajara

La Alcarria es una comarca de formaciones tabulares y pequeñas mesetas que se sitúa en Castilla la Mancha y la Comunidad de Madrid. Comprende gran parte del centro y del sur de Guadalajara, el noroeste de Cuenca y el sureste de Madrid. En este artículo vamos a centrarnos en la parte de la Alcarria situada en Guadalajara. Destaca por su paisaje de pinos, encinas, robles y olivos. Asimismo, existe una gran cantidad de plantas aromáticas que son visitadas por las abejas de la zona, produciendo la sabrosa, perfumada y famosa miel alcarreña.

El nombre de la Alcarria proviene del árabe al-karria, que significa pequeños pueblos. Es por esto, que el recorrido que vamos a mostraros en este artículo está compuesto por una selección de los más bellos pueblos de la Alcarria. Eso sí, existen más pueblos como el propio nombre de la comarca indica, que también merecen una parada.

Con el libro entre manos del premio Nobel Camilo José Cela, Viaje a la Alcarria, comenzaremos nuestro viaje por la Alcarria en Guadalajara. Vamos a mostraros los pueblos imprescindibles que ver en el viaje a la Comarca de la Alcarria por Guadalajara. Se recomienda realizar este viaje en un fin de semana (incluso algo más de tiempo), en coche o motocicleta, para poder disfrutar de los paisajes que separan estos fantásticos pueblos manchegos. A continuación, os mostramos la selección de 6 pueblos que ver en la Alcarria en 2 días.

Torija

Torija

Torija es la puerta de entrada de la comarca de la Alcarria, el lugar por donde empezar nuestro viaje. Se trata de una pequeña villa fortificada en la que se levanta un viejo castillo templario. El castillo es de planta cuadrada, con torrecillas cilíndricas en las esquinas y una elegante torre del homenaje. En esta torre del homenaje, encontraremos el museo del Viaje a la Alcarria, dedicado al escritor Camilo José Cela. En este museo podemos encontrar fotografías muy singulares de los distintos lugares de los que habla Cela en su obra. Asimismo, hay gran cantidad de objetos y mapas utilizados por el premio Nobel durante su mítico viaje, junto con una colección de ediciones únicas y originales del libro.

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Destaca del mismo modo la plaza de la villa, que conserva el carácter de las típicas plazas alcarreñas, con soportales planos y distribución radial. El otro punto interesante que ver en Torija es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Se trata de un templo renacentista del Siglo XVI, declarado Bien de Interés Cultural. Es de planta basilical, con 3 naves, crucero y ábside rectangular y una elegante torre de planta cuadrada. En su interior hay varios sepulcros nobiliarios de gran belleza y con un buen estado de conservación.

Brihuega

Brihuega

Brihuega es una pequeña ciudad situada a orillas del río Tajuña. Se trata de uno de los más bellos enclaves medievales de toda la provincia de Guadalajara. El casco histórico nos sumerge en una edad de caballeros y damas de tantos siglos atrás. Destaca el castillo de Peña Bermeja, con su imponente perfil y la esbelta iglesia gótica de Santa María de la Peña, ambas construcciones del Siglo XIII. En esta zona tenemos un increíble mirador con una de las mejores vistas de la Alcarria. También hay otro par de iglesias que visitar en Brihuega, la Iglesia de San Felipe y la Iglesia de San Miguel, de estilo románica del Siglo XIII.

Real Fábrica de Paños

Aún se conserva parte de las murallas que rodeaban el pueblo, así como varias puertas, como la de La Cadena, del Cozagón o la de San Miguel. Atravesando su laberíntico entramado de calles, llegaremos a la plaza Mayor, junto a la cual se levanta la antigua Cárcel de Carlos III. Junto a ella se encuentra la Real Fábrica de Paños, rodeada por los jardines de la Real Fábrica de Paños. Es un edificio circular que cuenta con una hermosa puerta barroca. Sus jardines son una de las cosas más destacadas que ver en la Alcarria, con sus parterres, glorietas y avenidas, típicas de los jardines franceses.

Lavanda

Un par de cosas muy interesantes que puedes hacer es visitar las Cuevas Árabes de Brihuega, con sus arcos visigodos. Estas cuevas están en la plaza del Coso y son un lugar muy peculiar para cualquier visitante, por solo 2€. También, puedes disfrutar de los amplios campos de lavanda de Brihuega, que dan un color lila de gran pureza al enorme “mar” manchego.

Cifuentes

Cifuentes

Continuando el viaje por la Alcarria llegaremos a Cifuentes. Si disponemos de tiempo, podemos hacer una pequeña parada en Valderrebollo. Se trata de una pequeña aldea medieval, en cuyo casco urbano veremos una pequeña iglesia románica del Siglo XII. En la plaza de la villa hay una bella picota del Siglo XVI.

Cifuentes, llamada la villa de las Cien Fuentes, por las aguas que brotan de la roca próxima a su castillo. El castillo de Cifuentes, construido en 1324, se levantó sobre una antigua alcazaba árabe en un cerro próximo desde el que se domina todo el pueblo. El castillo fue mandado construir por Don Juan Manuel, escritor de una de las obras cumbres de la literatura castellana medieval, “El Conde Lucanor“. La fortaleza es de planta cuadrado, con dos torres en las esquinas y una torre del homenaje de planta pentagonal. En su entrada, aún podemos ver los restos del escudo de armas de Don Juan Manuel.

Iglesia de San Salvador en Cifuentes

Otro de los puntos destacados del pueblo es la Iglesia de San Salvador, con una portada principal de trazas renacentistas y añadidos barrocos, y, la portada románica, consagrada a Santiago. También aparecen elementos góticos como el hermoso rosetón, el cuerpo de las naves, el ábside y el pulpito de alabastro. Se trata de una de las iglesias más bonitas de la Alcarria. Junto a ella, se encuentra el convento de Ssanto Domingo del Siglo XVI y la llamada Casa de los Gallos, del Siglo XVI. Continuando callejeando por el pueblo llegaremos a la Plaza Mayor, que como la plaza de Torija, destaca por mantener el clásico estilo de plaza alcarreña.

Por último, destacar que es la entrada al Parque Natural del Alto Tajo y a sus sierras, con numerosas rutas de gran belleza natural. Es un lugar apreciado por la diversidad de fauna y flora, y destacado para los amantes de la caza. El infante Don Juan Manuel escribió aquí su “Libro de la caza“.

Trillo

Trillo

Trillo es una de las localidades con mayor belleza natural de la Alcarria. Es en Trillo donde se junta un joven Tajo, con el río Cifuentes, formando un lugar de una tranquilidad única. Rodeado de roquedos y bosques se encuentra la Iglesia de Santa María de la Estrella construida en el Siglo XVI con una bonita portada plateresca.

Destaca por encima de todo sus magníficas vistas naturales. Los puentes que salvan el río ofrecen una perspectiva única de las cascadas del río Cifuentes, dignas de capturar por cualquier amante de la fotografía. También destaca el sonido, que forma una banda sonora natural de agua cayendo. Los puentes dan acceso también a los antiguos baños termales romanos, situados a orillas del Tajo, que Carlos III convirtió en un balneario.

Las tetas de Viana

En la parte alta del pueblo se pueden ver los restos de un viejo castillo del Siglo XIV y del monasterio de Santa María de Ovila del Siglo XII. Asimismo, las vistas de los dos cerros gemelos que dominan todo el valle son mágicas. Estos cerros, denominados “Las Tetas de Viana“, nos recuerdan a las “Tetas de Liérganes“, que también dominan el pueblo cántabro de Liérganes en Cantabria.

Si tenemos tiempo, podemos realizar una parada en Viana de Mondéjar, un pueblo de gran belleza medieval. Destaca su magnífica Iglesia románica, con ábside de cabecera formando un semitambor y una elegante portada de cuatro arquivoltas de medio punto. Se pueden visitar los restos de las antiguas murallas y una puerta con arco apuntado.

Sacedón

Sacedón

Antes de llegar a Sacedón, destacan una serie de pequeños pueblos, en los que, si disponemos de varios días en la Alcarria, podremos parar para realizar una breve visita. Destaca La Puerta, con la Iglesia de San Miguel de estilo románico del Siglo XII y su puente medieval. Tras atravesar el embalse de Entrepeñas, llegaremos Chillarón del Rey, aldea enclavada en las faldas de un cerro. En la Plaza Mayor se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de los Huertos, con un retablo churrigueresco de gran valor histórico.

Embalse de Entrepeñas

Sacedón se encuentra entre los embalses de Entrepeñas y de Buendía en el denominado mar de Castilla. Destaca por encima del resto la Iglesia de la Asunción de Sacedón, del siglo XVI con una preciosa portada renacentista, una torre de planta cuadrangular y tres naves cubiertas por bóvedas góticas sobre columnas toscanas.

En el pueblo tendremos la posibilidad de ver dos ermitas de gran valor cultural. La ermita de la Santa Cara de Dios, pequeña iglesia renacentista que antiguamente sera llamada El Hospitalillo, y la ermita de la Virgen del Socorro de trazas barrocas.  En los alrededores de Sacedón podemos visitar Córcoles, en cuyos aledaños se levanta el monasterio de Monsalud, fundado en el Siglo XII por Alfonso VIII y entregado a los monjes cistercienses. Se trata de un lugar de paso del camino de Santiago y un antiguo lugar de peregrinación.

Pastrana

Pastrana

Una de las paradas obligatorias antes de llegar a Pastrana será Zorita de los Canes, que cuenta con los restos de un antiguo castillo calatravo. Lo más destacado de este pequeño pueblo son los restos de la ciudad visigoda de Recópolis, que albergan un parque arqueológico y centro de interpretación, para los amantes de la historia.

Pastrana es una de las villas alcarreñas más bonitas de todo nuestro recorrido, así como nuestro punto final por la comarca. Se trata de un pueblo medieval de gran extensión con un entramado de calles estrechas y pintorescas que se abren en bonitas plazas. Destaca la Plaza de los Cuatro Caños, la Plaza del Deán o la Plaza de la Hora. En la plaza de la Hora se encuentra el Palacio Ducal, un señorial edificio renacentista del Siglo XVI construido por Alonso de Covarrubias. Su fachada de sillería, el escudo nobiliario y su portada plateresca con columnas corintias son los puntos más destacados de su exterior. En su interior, destacan los techos artesonados y los zócalos con azulejos toledanos de estilo mudéjar.

Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción

En la plaza del Deán, se encuentra la ermita de Santa Ana, la Casa del Deán, del siglo XVII y el Convento de San Francisco, del Siglo XVI. La muralla y el arco de San Francisco, son varios de los restos que podemos encontrar si callejeamos por este entramado de callejuelas. Este entramado de calles medievales nos recuerda a uno de los pueblos más bonitos de Cantabria, Santillana del Mar.

En la plaza del Ayuntamiento se levanta el principal monumento religioso de Pastrana, la Colegiata de Nuestra Señora de la Asunción. Esta Colegiata fue construida en el Siglo XIV sobre otro templo gótico, del que queda la torre original, la poortada y parte del coro. En el interior podemos ver el panteón de los duques de Pastrana y un par de retablos de gran belleza. La antigua sala capitular es sede del museo parroquial, con obras del Greco y de Luis Fernández. En los alrededores de la villa, destaca el Colegio de San Buenaventura, del siglo XVII, la Casa del Caballero Calatravo, del siglo XII, la Casa de la Inquisición, del Siglo XVI y la Casa del Concejo. Cuenta en su interior con una exposición de tapices de Flandes.

 

 

Redes Sociales
Facebook
Facebook
Twitter
Instagram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Síguenos en nuestras redes sociales